El Azúcar dulce pero Peligrosa


 

No hay duda que nuestro cuerpo utiliza glucosa como fuente de energía y que esta es la preferida pues la extracción de energía de la misma es muy rápida . Guardamos esa glucosa en nuestros músculos principalmente pues estos son los que más la utilizan en especial cuando hacemos ejercicio, a demás se reserva un poco en el hígado y continuamente hay una cierta cantidad en nuestra sangre.

El cuerpo es capas de producir alrededor de 40g de carbohidratos al día, idealmente suficiente para abastecer todas las funciones vitales como la hidratación de mucosas y mantenimiento de niveles saludables de glucosa en sangre y reserva en caso de una respuesta de supervivencia.

En nuestro tejido graso tenemos grandes reservas de energía para mantenernos activos y funcionando perfectamente con alto rendimiento por largos periodos de tiempo y la grasa reserva mayor cantidad de energía por gramo. Con la evidencia de que el cuerpo usa glucosa como fuente de energía, se creía que nuestra dieta debía consistir 60% de carbohidratos como fuente de glucosa y no se hacía hincapié en el tipo de carbohidrato o las diferencias del metabolismo de los mismos. El problema aparece hoy en día cuando la ciencia ha descubierto que un exceso de glucosa en sangre es causante de obesidad, diabetes, cáncer, resistencia a la insulina, hipoglicemias, trastornos cardiovasculares, hígado graso, hipercolesterolemia y muchos trastornos más. Entonces existe el debate: se debe o no consumir carbohidratos,  y si es que sí cuánto y de que tipo.

Leer más.......